HAZTE SOCIO

Si quieres hacerte socio , rellena el formulario de contacto, son cuatro euros al mes




6 oct. 2010

NO EXISTE NINGUN ANIMAL TONTO

Los animales sí que saben

la inteligencia del mundo animal Las especies usan técnicas diferentes para adaptarse al medio



Existen lagartijas que son capaces de reconocer a sus familiares más directos por el olfato, y algunas aves utilizan los palos como herramientas para extraer las orugas que se esconden en los árboles


cuervos que tiran las nueces a la carretera para que los automóviles hagan las veces de cascanueces; lagartijas que reconocen a sus familiares más directos por el olfato; y estorninos que se aprenden el canto de otras aves para tener más éxito en su cortejo con las hembras.



"No existe ningún animal tonto", explica el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y experto en comportamiento animal del Museo de Ciencias Naturales de Madrid, Patrick Fiftze.



Para Fiftze, la inteligencia en el mundo animal hay que entenderla como la capacidad para adaptarse al medio ambiente, "y todos los animales saben adaptarse, en mayor o menor grado".



En algunas especies esta capacidad de adaptación llega a ser sorprendente: hay animales capaces de utilizar objetos como herramientas para encontrar comida.



Este es el caso, por ejemplo, de las famosas aves pinzones, descubiertas por Darwin en las islas Galápagos y que le sirvieron al naturalista británico para desarrollar su teoría de la evolución.



Estos pájaros, que presentan picos diferentes en función de su fuente de alimento, son capaces de utilizar los palos como herramientas para extraer las orugas que se esconden en los árboles.



Más evolucionados todavía en su manejo están nuestros amigos los monos, ya que adaptan los palos para que tenga el diámetro justo que exige el agujero del que quieren sacar las cosas. Sin embargo, en orientación espacial, y según Fiftze, llaman la atención los pulpos. Estos moluscos cefalópodos, aparentemente tan arcaicos, tienen una sorprendente capacidad de orientación dentro de los laberintos de las rocas en las que se adentran para esconderse de sus enemigos.



Pero, según este experto, si algo tienen en común casi todos los animales, eso es el sentido de la orientación. Las hormigas dejan huellas en el suelo para poder regresar a sus nidos.



Las aves migratorias siempre encuentran su sitio y si bajan a África van todos los años al mismo sitio para criar, pero no sólo las aves, también las mariposas consiguen esta hazaña.



En cuestión de memoria y según Fiftze, hay estudios que apuntan a que los monos son incluso mejores que muchos humanos, jugando por ejemplo al Memory (juego en el que se trata de memorizar cartas con dibujos o fotos en el mínimo tiempo posible).



Los cuervos son también animales con fama de mucha inteligencia. Este experto cita estudios realizados en España en los que se ha descubierto cómo estas aves lanzan nueces a la carretera para que los automóviles hagan las veces de cascanueces, y poder alimentarse con este fruto.



Fiftze participa en una investigación sobre el comportamiento de las lagartijas, en la que se ha descubierto que estos pequeños reptiles son capaces de distinguir a su parientes, hasta el segundo grado de consanguinidad, únicamente por el olfato.
El desarrollo de este sentido también les sirve para distinguir a sus depredadores y ponerse en guardia de ellos.

Por otro lado, a la hora de buscar pareja, los estorninos son de lo más avispados, ya que a mayor variedad de cantos mayor éxito se logra para atraer a las hembras.
Estas aves tan familiares como ruidosas, son capaces de imitar hasta 20 tonos diferentes.


No por más conocida deja de resultar igual de increíble la estructura social de las abejas, que cuentan incluso con policías que matan a las trabajadoras que ponen huevos, ya que sólo a la reina le cabe este privilegio.

Pilar González (Efe) / Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario