HAZTE SOCIO

Si quieres hacerte socio , rellena el formulario de contacto, son cuatro euros al mes




8 may. 2010

LOS PERROS CASTRADOS VIVEN MAS FELICES QUE LOS ENTEROS

----------------------------------------------------------------------------
JOSE ENRIQUE ZALDIVAR



'Los perros castrados viven mucho más felices que los enteros'



Veterinario de animales domésticos y antitaurino. José Enrique Zaldívar Laguía comparecerá el jueves en el Parlamento de Cataluña para defender la prohibición de las corridas de toros. El listado de comparecientes le presenta como especialista en bóvidos, pero él reconoce que no lo es, manifestando que es dueño de una clínica de animales domésticos. Afirma no sentir preocupación porque desaparezca el toro bravo y sobre el trato de perros y gatos dice que “son más felices con la castración o esterilizació n”, porque aumenta su calidad de vida. Mundotoro ha hablado con este médico de pequeños animales que abandera el antitaurinismo en una entrevista más que reveladora.



ENTREVISTA DE: MARIBEL PÉREZ



MUNDOTORO.- ¿Por qué es contrario a las corridas de toros?



JOSÉ ENRIQUE ZALDÍVAR .- “Como veterinario mi trabajo es velar por el bienestar de los animales. Estoy en contra del maltrato animal y pienso que la lidia de un toro es un maltrato a un animal al que se le provocan daños físicos, sufrimiento psíquico y daños metabólicos muy importantes.”



MT.- ¿En qué va a consistir su disertación en el Parlamento en base a esto?



J.E.Z.- “En primer lugar voy a hablar de las lesiones que se le producen al toro en la lidia: las puyas, las banderillas, la estocada, el descabello y la puntilla. Voy a rebatir el estudio del profesor Illera que habla de la neutralizació n del dolor en base a las betaendorfinas y del menor sufrimiento del toro por las mediciones de cortisol, la hormona que mide el estrés."



"Illera en base a esto concluyó que ya que el toro al final de la lidia tiene menos cortisol que un toro que es transportado en un camión, supone que el sufrimiento es menor que en un toro transportado o que en un toro que sale al ruedo antes de que le piquen o banderilleen. Él piensa que la lidia le estresa menos. Yo tengo motivos para pensar que está equivocado, no en el estudio, que no voy a negar los valores de cortisol ni de betaendorfinas que él da, pero hay estudios científicos que demuestran que esos valores que él obtiene están justificados por las lesiones que se le producen al toro en la lidia.”



MT.- ¿No le da temor que la prohibición de los toros tenga su impacto en la dehesa y la extinción del toro bravo?



J.E.Z.- “Si desaparecen las corridas, el toro de lidia dejaría de tener la utilidad de hoy. Pero a mí eso no me preocupa: Un animal que no nace, ya no va a nacer. Los datos que tengo hablan de un 4 o 5 por ciento de hectáreas ocupadas por el toro de lidia y muchas están en espacios protegidos, es decir, sería imposible que fueran utilizados para otro tipo de especulación, urbanística, que es lo que dicen los taurinos que podría ocurrir. Eso es inviable.



Vivo en la Sierra de Madrid entre Guadarrama y Colmenar Viejo y allí hay muchas explotaciones del toro de lidia que son espacios protegidos, es decir, que serían intocables. Entiendo que, evidentemente, si la lidia desaparece y el toro de lidia desaparece, pues nos quedaríamos con cientos de ejemplares, podemos poner, cuatrocientos o quinientos, que vivirían en espacios protegidos y que seguirían allí.”



MT.- Es experto en animales de compañía…



J.E.Z.- “Soy Veterinario de perros y de gatos desde hace 27 años.”



MT.- Comparecerá en el Parlamento como experto en bóvidos... ¿Cómo es posible?



J.E.Z.- “Te lo explico. En los veterinarios que habían sido llamados por la plataforma PROU , había dos, uno es Marta Jimeno, la Presidenta de AVAT, ( Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia) , que había trabajado nueve años con ganado bovino, y yo. Ha habido un error en la transcripción de los comparecientes, y a mí me han puesto como especialista en bóvidos, yo ya he dicho que no soy especialista en bóvidos. Ha sido un error de transcripción única y exclusivamente. No ha sido ninguna intención mía ni de PROU decir que soy un especialista en bóvidos. Lo que sí soy es una persona que lleva tres años rebatiendo el estudio del profesor Illera y estudiando lo que supone una lidia para un toro.”



MT.- ¿Es cierto y es natural que se aconseja la castración de las mascotas ? ¿Le parece natural que un perro se pasee por la calle con un bozal y una correa?



J.E.Z.- "¿Que si me parece natural? Para establecer reglas en una convivencia animal en el mundo humano como los perros en la calle, para evitar determinados altercados o enfrentamientos entre ellos, las normativas de las Comunidades Autónomas obligan a que estos animales vayan atados, sea eso natural o innatural. Sigo diciendo que es un animal doméstico y que no tienen ningún problema en adaptarse a este tipo de situaciones. En cuanto a la castración o esterilizació n, consiste en los machos quitar los testículos y en las hembras quitar los ovarios, y también el útero. Otra forma de hacer estériles a estos animales, en los perros es la vasectomía y en las hembras la ligadura de trompas.



Evidentemente hay muchos datos científicos que indican especialmente a nivel de hembras que si las castramos antes del primer celo, o inmediatamente después de tenerlo, reducimos sus enfermedades sobre todo en cuanto a cáncer y especialmente en glándulas mamarias al 0.05 %. Los animales tienen las glándulas sexuales para reproducirse, y puesto que en el mundo de un animal doméstico que vive en nuestro domicilio la mayoría de las veces no tendrá acceso a este tipo de relaciones, lo que va a suponer un sufrimiento (cuando un perro huele a una perra en celo en la calle, evidentemente le afecta a nivel social, psicológico incluso alimentario) , por estas razones no estoy en contra de la esterilizació n. Es también una manera de evitar que se reproduzcan, de que el abandono de animales se disminuya, porque vamos a inhibir la reproducción de estos animales y en mi experiencia personal de estos 27 años como veterinario clínico te puedo decir que las perras y los perros que están castrados viven muchísimo más felices que los que están enteros.”



MT.- ¿Qué opinión le merece que cualquier taurino puedan tener animales de compañía? ¿Usted estaría dispuesto a atenderles en su consulta?



J.E.Z.- “Estoy dispuesto y no sólo eso, es que los atiendo. Tengo muchos clientes taurinos que tratan a sus perros maravillosamente y, bueno, toreros no tengo, pero sí aficionados a la tauromaquia, cazadores... A mí no preocupa lo que piense cada propietario de un perro o un gato que me traen a la clínica, lo que me interesa son los animales. No tengo ningún inconveniente en atenderlos.



Me consta que mucha gente que es aficionada a los toros, atiende a sus animales perfectamente. Tengo muchos clientes taurinos, hablo mucho con ellos de la tauromaquia, saben que soy abolicionista y no tienen ningún problema.”



MT.- ¿Podría decir qué clientes son?

J.E.Z.- “Tengo muchos, cuando han visto que he salido en los medios hemos hablado tranquilamente de nuestras posturas. En el tema animal hay que diferenciar claramente lo que es un animal doméstico de lo que no es. El toro de lidia no es un animal doméstico, tiene contacto con el hombre, pero vive en una explotación extensiva, tiene poco contacto con el ser humano, y el perro y el gato es una cosa diferente, las emociones y sentimientos que se tienen hacia este tipo de animales no se tienen hacia un toro. Esa es la diferencia fundamental que yo veo y se lo planteo a mis amigos taurinos.



Les digo: traéis al perro para que le hagamos de todo, cuando tiene una diarrea, cuando vomita, estáis preocupados, lloráis cuando se mueren, estáis dispuestos a hacer de todo por salvarle la vida, y sin embargo la vida del toro, pienso que no os importa demasiado. Y ellos siempre ponen por encima de la vida del toro lo que a ellos les gusta la tauromaquia, lo que les gusta la faena de un torero, lo que es el espectáculo de la corrida,… todo eso lo ponen por encima de la vida del animal y del sufrimiento que pueda tener durante esos 15 o 20 minutos que dura la lidia. Y yo hasta cierto punto les puedo entender, pero yo me pongo siempre del lado del toro.”



MT.- Usted participa en foros y conferencias sobre la abolición de la tauromaquia ¿Recibe alguna retribución por eso?



J.E.Z.- “Ninguna. A mi me pagan el viaje y la estancia en el sitio donde voy y no me pagan nada más. De hecho, las comidas y las cenas me las pago yo.”



MT.- Fue socio fundador de AVAT, ¿cómo se fundó esa asociación y cómo se mantiene económicamente?



J.E.Z.- “No se mantiene económicamente de ninguna manera. No es una asociación que tenga cuotas de socios. Somos 70 veterinarios, pero dado que en un momento determinado tenemos que asistir a alguna conferencia o nos invitan a la radio o la televisión, en Madrid, evidentemente te pagan el taxi y la vuelta a casa. Si hay que ir a Bruselas y Ginebra, la organización que organiza esas conferencias te pagan la estancia y el viaje, pues no necesitamos medios económicos para subsistir.



Tenemos una página entre comillas, que no es ni una web, sacada de Google y que se paga el dominio, que creo que son 10 dólares al año. La página la mantenemos los socios de AVAT, son cuatro personas que tienen acceso a la página y que ponen información. Y estamos en comunicación a través de mails o teléfono y a nadie le cuesta nada formar parte de AVAT.”



MT.- Desde fuera alguien puede pensar que hay alguna contradicción entre el sentimiento altruista del cuidado animal y el negocio económico. Usted, por ejemplo, en su blog da consejos sobre animales de compañía, pero al mismo tiempo dice que no dará ningún tratamiento porque no debe hacerlo…



J.E.Z.- “En mi blog lo que hago es que cuando alguna persona tiene alguna duda, cuando alguien lleva a su perro o gato al veterinario, o no lo ha llevado, incluso porque hay mucha gente que yo entiendo que entra en el blog precisamente para evitarse tener que pagar los juicios clínicos de un veterinario, pues le contesto. Lo que dejo claro en mi blog es que yo desde luego no le voy a poner un tratamiento médico porque evidentemente los veterinarios de pequeños animales nos ganamos la vida efectivamente en nuestra clínica. Es decir, ganamos dinero a través de que la gente venga a nuestra clínica, nos planteen sus problemas, le hagamos un diagnóstico y le pongamos un tratamiento. No veo ninguna contradicción. Yo cuando alguien entra en mi blog no le cobro absolutamente nada. La gente me plantea dudas y me pide tratamientos y evidentemente, no se los doy”.
FUENTE: Mundo Toro

No hay comentarios:

Publicar un comentario