HAZTE SOCIO

Si quieres hacerte socio , rellena el formulario de contacto, son cuatro euros al mes




11 dic. 2009

La carne artificial eliminaría aspectos controvertidos como el sacrificio de los animales



CARNE DE LABORATORIO
.REUTERS
AMÉRICA VALENZUELA (Radio 5)AMÉRICA VALENZUELA (Radio 5) 08.12.2009

La carne artificial existe. Pero no hablo de un sucedáneo, de un filete hecho de algo parecido a la carne, sino de carne de verdad.

La ha fabricado un equipo de científicos de Universidad Eindhoven, en Holanda.

Ha hecho crecer, en el laboratorio, en una placa Petri, carne real de animal a partir de sus células madre.

Según los artífices del invento, la carne artificial puede suponer un gran avance para la humanidad porque eliminaría muchos aspectos controvertidos vinculados a la cría del ganado, como el hacinamiento de los animales, su sacrificio y cómo no, la contaminación que provoca su cría y alimentación.

Están tratando de perfeccionar la técnica para que se parezca a la que compramos en el supermercado

Por el momento, han fabricado trozos de carne que no tienen un aspecto muy agradable. Son tiras de tejido de un centímetro y medio de largo y medio de ancho.
Están trabajando en ello...

Por eso, ahora están tratando de perfeccionar la técnica para que se parezca a la que compramos en el supermercado. Unas costillas, una pechuga de pollo, un muslo de pavo...Creen que para llegar a ese grado de sofisticación queda aún mucho tiempo. Creen que es más factible ver pronto algo intermedio como una salchicha o una hamburguesa.

Lo que más preocupa en este momento a los científicos, una vez logrado el primer paso, es conseguir que el sabor, el color y la textura sean las adecuadas.

En cuanto al sabor, dicen, que en la carne que consumimos hoy en día depende de cómo se haya criado el animal, lo que haya comido y cómo se ha desarrollado su vida.

Dentro de unos años podremos tenerla en nuestras mesas

Consideran que este es un factor fácil de controlar en el laboratorio, con su carne artificial así que, lo más difícil parece que va a ser conseguir la textura de un músculo de verdad.

En fin, dicen que dentro de unos años podremos tenerla en nuestras mesas.

Si no es no es así, porque no tenga aceptación entre el ciudadano medio (yo he de decir que a mi me da un poco de cosa), pues al menos, los astronautas que siempre están más dispuestos puede que sí se la coman (bueno ¡y la fabriquen ellos mismos!) en esos largos viajes espaciales que pronto

No hay comentarios:

Publicar un comentario