HAZTE SOCIO

Si quieres hacerte socio , rellena el formulario de contacto, son cuatro euros al mes




9 dic. 2009

Taurinos y antitaurinos velan armas ante el debate sobre la prohibición de la fiesta



Barcelona, 7 dic (EFE).- Los aficionados a la fiesta de los toros y sus detractores están apurando sus últimos cartuchos antes de que el Parlament decida si acepta o no tramitar una ley que prohíba la fiesta en esta comunidad, aunque todo parece depender de unos pocos diputados de CiU y PSC, que tendrán libertad de voto.
La Iniciativa Legislativa popular (ILP) promovida por la plataforma Prou! (¡Basta!), que reunió 180.000 firmas para reclamar una ley que ponga fin a las corridas de toros, podría entrar en el orden del día del último pleno del año, si así lo deciden el 9 de diciembre la Junta de Portavoces de la cámara catalana.
Aunque según las consultas efectuadas por Efe entre los grupos parlamentarios catalanes hay una mayoría de los 135 diputados partidaria de tramitar esta iniciativa, el director de la Plataforma en Defensa de la Fiesta, Luis Corrales, asegura que a él no le salen las cuentas y que la ILP no prosperará.
Corrales ha explicado a Efe que estos días se están intentando poner en contacto -vía correo electrónico o teléfono- con aquellos diputados que tendrán libertad de voto "no para convencerles de la bondad de los toros y convertirlos en aficionados" , sino "para transmitirles el mensaje de respeto a la libertad y a la tradición democrática, porque la sociedad no pide esta prohibición".
Al respecto, insiste en que "en la sociedad catalana hay una minoría antitaurina bien organizada que se sabe hacer escuchar; una minoría taurina, que no se organiza tan bien, y luego una mayoría indiferente, que no irá a los toros, pero de la que sería una mentira falaz afirmar que son partidarios de la prohibición".
Para este defensor de la fiesta, la abolición iría en contra de la histórica "tolerancia" mostrada siempre hacia la diversidad y por ello ha anunciado que presentarán antes del pleno un "Manifiesto por la libertad".
Corrales cree que tras el argumento de que la ILP persigue la defensa de los derechos de los animales, subyace un elemento "identitario" catalanista, de algunos sectores, que rechazan la fiesta de los toros por vincularla con el nacionalismo español, "mientras que no se habla del maltrato de los 'correbous", de gran tradición en comarcas tarraconenses.
Los 12 diputados de ICV-EUiA y los 21 ERC se alinearán, a priori, en el bando de la prohibición. A ellos se suman otros 33 de los 48 de CiU -según las mismas consultas hechas por Efe-, que sumarían 66 votos, cifra próxima a la barrera de la mayoría del Parlament (68), que podría superarse si algún representante socialista, que en privado muestra su rechazo a la fiesta, da el paso y respalda la ILP, en una votación que el PSC quiere que sea secreta.
En el lado contrario están los diputados del PP y Ciutadans, que al igual que los socialistas han presentado sendas enmiendas a la totalidad de la ILP para evitar su tramitación, aunque no tienen visos de prosperar.
Por su parte, el portavoz de Prou!, Eric Gallego, ha afirmado que si la iniciativa es respaldada por un número de diputados proporcional al rechazo que hay a las corridas entre los ciudadanos catalanes, la propuesta popular será aprobada con el apoyo de entre el 60% y 80% de los parlamentarios.
El portavoz de Prou! critica la "falta de claridad" del sentido del voto del PSC, que, a su juicio, es "la peor de las posiciones" y puede obedecer a intereses políticos "para no molestar al PSOE, donde hay muchos más taurinos" que entre los socialistas catalanes y porque en España "el tema de los toros es tabú"..
Para Gallego, la postura del PSC es "hipócrita" porque por un lado presenta una enmienda a la totalidad a la vez que afirma que concederá libertad de voto a sus diputados, reflejo, añade, de la "batalla" que existe en el seno socialista entre taurinos y antitaurinos.
Gallego ha adelantado que el día de la votación no llevarán a cabo ninguna manifestación de presión a los diputados porque "sería estéril" ya que "los taurinos están más desesperados que nosotros".
La medida sobre la prohibición de las corridas afecta de hecho sólo a la plaza Monumental de Barcelona, la única activa en Cataluña, y que en 2009 ha celebrado una veintena de festejos.
El empresario Pedro Balañá, propietario del coso, ha dado a conocer su opinión personal con un escueto comunicado en el que afirma que "desde el respeto a todas las sensibilidades y a la institución que debe tomar la decisión, lamento el posible final de una tradición con profundas e históricas raíces en Barcelona".
Balañá se sitúa del lado "de todos aquellos que defienden la permanencia de la tradición taurina y la libre elección de las personas".
http://ecodiario. eleconomista. es/politica/ noticias/ 1754045/12/ 09/Taurinos- y-antitaurinos- velan-armas- ante-el-debate- sobre-la- prohibicion- de-la-fiesta. html

1 comentario: