HAZTE SOCIO

Si quieres hacerte socio , rellena el formulario de contacto, son cuatro euros al mes




11 jun. 2009

Centenares de aves de África nidifican en las Salinas de San Pedro del Pinatar en el período estival


HUMEDALES DE SAN PEDRO DEL PINATAR, CORMORANES VOLANDO

EFE

Murcia.- El Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar alberga desde finales de mayo centenares de ejemplares de aves acuáticas procedentes del norte de África que se reproducen en este espacio para reiniciar, en el mes de septiembre, sus rutas migratorias.



Entre las especies nidificantes con mayor presencia en las Salinas de San Pedro del Pinatar, según ha explicado a EFE el responsable del programa de seguimiento biológico de este parque, Gustavo Ballesteros, se encuentran el charrán común, el charrancito, la pagaza piconegra, la avoceta o la cigüeñuela, que durante los meses de verano registran densidades muy importantes de ejemplares.

La mayor parte de las 200 especies que conviven en estas salinas durante todo el año son acuáticas, aunque se da una fluctuación de estas variedades dependiendo de la época del año, ya que algunas son sedentarias y otras migratorias.

La presencia del flamenco rosa también es significativa en este parque natural, donde se llegan a registrar concentraciones máximas de 2.000 ejemplares en pasos migratorios, aunque durante la primavera y el verano su población se reduce significativamente porque se desplazan a otras zonas para criar, como el Valle del Ebro.

Entre las especies más numerosas, Ballesteros ha resaltado a EFE la presencia del charrancito y el charrán, ya que suponen una de las poblaciones más relevantes en el contexto ibérico y crían en el ámbito de las salinas y las encañizadas del parque.

Este espacio natural registra otro tipo de aves en invierno, la mayoría provenientes del centro y norte de Europa, como el martín pescador, los correlimos, el archibebe o el vuelvepiedras, que se refugian durante meses de las bajas temperaturas de sus lugares de origen.

En este espacio natural, situado entre el Mar Mediterráneo y el Mar Menor, se desarrolla desde 1994 un programa de seguimiento biológico permanente sobre la fauna que habita en el parque, fundamentalmente la avícola, y que consiste en catalogar, censar y evaluar las diferentes especies que conviven en él y sus fluctuaciones.

El director-conservador del Parque de las Salinas de San Pedro, Manuel Paez, ha indicado a EFE que este espacio concentra la mayoría de las especies presentes en el Mar Menor, pues, a través del programa de seguimiento biológico, los técnicos de la consejería de Agricultura y Agua han registrado la presencia de 75 tipos de aves de los 175 que habitan en la laguna.

Además de la fauna avícola, el programa ha recogido también una importante presencia de vertebrados como el camaleón, una especie amenazada en la península ibérica y que habita en el sistema dunar del parque, así como diversos tipos de invertebrados endémicos.

El parque, que está catalogado como humedal Ramsar, tiene una extensión de 856 hectáreas y se divide en tres hábitat principales, las zonas dunares, en la zona colindante con el Mediterráneo; las salinas, en el Mar Menor, y las encañizadas, en el canal entre ambos.

Además, Paez destacó los valores sociales que confluyen en el parque junto a la protección ambiental, como son el desarrollo del sector industrial, puesto que unas 500 hectáreas de este espacio están dedicadas a la explotación salinera, lo que favorece la conservación y el mantenimiento de la zona.

Asimismo, en el área de paso entre el Mar Menor y el Mediterráneo se desarrolla la pesca por encañizadas, un sistema tradicional que sólo se conserva en algunos enclaves mediterráneos y que está catalogado como patrimonio cultural de la Región, ya que es el único punto de litoral murciano donde perdura este método de pesca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario