HAZTE SOCIO

Si quieres hacerte socio , rellena el formulario de contacto, son cuatro euros al mes




27 ago. 2009

Expertos internacionales estudian cómo tratar a los hipopótamos de Pablo Escobar





Bogotá.- Dos expertos sudafricanos iniciaron hoy una visita de análisis en Colombia en la que estudiarán qué políticas debe abordar el Gobierno en el cuidado de los hipopótamos que pertenecieron al difunto narcotraficante Pablo Escobar.


Morkel y Knight evaluarán en la Hacienda Nápoles la situación de estos animales que no se encuentran en su hábitat y a su vuelta presentarán al Gobierno sus recomendaciones en un informe final. EFE/Archivo

El coordinador de rinocerontes de la Frankfurt Zoological Society en Tanzania, Peter Morkel, y el zoólogo de la Unidad de Parques Sudafricanos, Michael Knight, pasarán al menos una semana en la Hacienda Nápoles, la finca que perteneció a Escobar y donde aún habitan cerca de una treintena de hipopótamos.

Hacia los años 80 el capo reunió en su extravagante finca del noroeste colombiano numerosas especies de animales exóticos que trajo de diferentes países, entre ellos una pareja de hipopótamos que se reprodujo hasta formar una nutrida manada.

Hace dos años y medio huyeron de la finca -hoy un parque temático- tres hipopótamos que, según registraron campesinos de la zona, estuvieron merodeando en las inmediaciones del río Magdalena.

Uno de ellos, conocido como "Pepe", fue abatido a balazos el pasado junio por dos empresarios autorizados por el Ministerio de Medio Ambiente y la corporación ambiental de la región, Corantioquia, hecho que desató una polémica en Colombia.

Morkel y Knight evaluarán en la Hacienda Nápoles la situación de estos animales que no se encuentran en su hábitat y a su vuelta presentarán al Gobierno sus recomendaciones en un informe final.

"La responsabilidad principal del ministerio es la conservación de la biodiversidad de Colombia. Estamos tratando con una especie exótica", observó Knight, y añadió que se están buscando alternativas y soluciones.

Las autoridades medioambientales colombianas han sostenido en todo momento que la "orden de caza de control" fue asumida tras infructuosos esfuerzos de dos años y medio para reubicar a los hipopótamos fugados de la finca.

Incluso la Procuraduría determinó tras una investigación en el área en la que los animales fueron avistados que la orden fue "legal".

Sin embargo, el procurador Ambiental y Agrario, Óscar Darío Amaya, señaló la necesidad de definir una "política de manejo de fauna silvestre" aplicable a todas las instituciones públicas, para lo que era preciso abrir un debate con expertos en estos animal

No hay comentarios:

Publicar un comentario