HAZTE SOCIO

Si quieres hacerte socio , rellena el formulario de contacto, son cuatro euros al mes




7 ago. 2009

Mi chucho es mas listo que mi niño


Mi chucho es más listo que mi niño

* Las habilidades mentales de un perro se aproximan a las de un niño de dos años
* La raza más lista es la Border Collies, seguidos de los caniches y los pastores alemanes


Por PABLO FRANCESCUTTI


Los animales parecen cada día más listos, y no porque estén aprendiendo de los humanos, sino más bien por lo contrario: los bípedos implumes vamos conociendo mejor los entresijos de su inteligencia. Tomemos las últimas noticias sobre los perros: las habilidades mentales del mejor amigo del hombre se aproximan a las de un niño de dos a dos años y medio de edad. Lo dice Stanley Coren, una eminencia en psicología canina.
TheGiantVermin (Flickr)



¿Qué significa esa afirmación? Que los chuchos pueden contar hasta cinco y detectar el error en una suma como 1+1 = 3; aprender 165 palabras o signos (los más brillantes llegan a conocer hasta 250); desentrañar el funcionamiento de mecanismos sencillos (un pestillo); encontrar el camino más rápido a un objeto (una silla, por ejemplo); o urdir trampas para obtener una recompensa. "Y son casi tan eficaces en engañar a los seres humanos como éstos lo son en engañar a los perros", soltó Coren ante la convención anual de la Asociación Americana de Psicología, reunida en Toronto (Canadá).

Coren, profesor de Psicología en la Universidad de la Columbia Británica, ha revisado numerosas investigaciones centradas en tres clases de inteligencia canina: instintiva (la que viene en la raza); adaptativa (la que aprende del entorno a solucionar problemas); y la que se obtiene con el trabajo y la obediencia (equivalente al aprendizaje escolar). Sus resultados colocan a los perros muy cerca de los humanos y otros primates superiores.

A los amantes de los perros de pedigrí les interesará conocer el ranking de los más listos elaborado por Coren, de acuerdo a los dictámenes de 209 jurados de certámenes en los que participaron 110 razas. En el palmarés brillan en primer lugar los Border Collies; seguidos de los caniches; los pastores alemanes; los Golden retriever; los doberman Pinscher; los ovejeros Shetland; y los Labrador Retriever. Quienes deseen conocer la inteligencia de su mascota pueden recurrir al test elaborado por el citado especialista.

Coren no mencionó en su conferencia un estudio de investigadores austriacos, referente a la capacidad canina de formación de conceptos abstractos. En una serie de experimentos con pantallas táctiles de ordenador (elegidas para neutralizar la influencia ejercida por los supervisores del ensayo), demostraron por primera vez que los canes pueden clasificar fotografías en categorías similares a las que empleamos nosotros. Con estos hallazgos se va subsanando parcialmente una laguna en el campo de la cognición animal. La etología se ha dedicado al estudio de la conducta de criaturas en su entorno natural, sin prestar atención a las especies domesticadas (posiblemente por considerar su comportamiento artificial, un producto de la interacción humana).

Lo que los estudios no logran destrabar es la polémica sobre el 'pensamiento' perruno. De un lado se sitúan quienes advierten que el reconocimiento de las destrezas caninas no debe hacer creer que los perros piensan, pues pensar es un concepto concebido por y para los humanos. Una cosa es constatar su inteligencia y otra distinta es atribuirles pensamientos, aunque parezcan lo mismo. Del otro, tenemos a quienes, como el etólogo de la Universidad Eotvos de Budapest, Vilmos Csanyi, opinan que los perros, para entender a sus amos, adoptaron rasgos mentales similares a los humanos. Quizá lo que obtura el debate e impide franquear el abismo abierto entre las dos posturas sea, como bien señalan Bruce Blumgerg y Raymond Coppinger, nuestro intenso vínculo emocional con los canes, capaz de conmover la objetividad de cualquier investigador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario