HAZTE SOCIO

Si quieres hacerte socio , rellena el formulario de contacto, son cuatro euros al mes




6 nov. 2009

Barry Horne, un activista animal a prueba de bombas

Matadero de corderos - Lambs slaughterhouse | Investigación de Igualdad Animal - Animal Equality investigation from Igualdad Animal on Vimeo.





Igualdad Animal recuerda la muerte del controvertido defensor de los animales con un rescate de corderos en Zamora

El activista en defensa de los animales, Barry Horne.
HENRIQUE MARIÑO - Madrid - 05/11/2009 21:00

Barry Horne fue para algunos un peligroso terrorista con querencia por el queroseno (inflamado) que blandía la bandera animalista.

Para otros, los mismos que hoy le han rendido un sentido homenaje ocho años después de su muerte, será recordado como un activista que defendió los derechos de los animales.

En España, Igualdad Animal le ha dedicado un rescate abierto de corderos en una granja situada en Zamora, como antes lo había hecho con visones, conejos, gallinas y cerdos.

Cuando a la chavalada todavía no se le caía la lagrima con Willy, la orca de la peli, Horne ya intentaba infructuosamente liberar a otro cetáceo de nombre Rocky. Cuentan los animalistas que su arresto abrió un debate que desembocó en el cierre de los delfinarios del Reino Unido y la libertad para Rocky y los suyos.

Barrendero de profesión, abogó por la acción directa y se mostró inflexible con la explotación animal. Hizo uso del mechero y terminó con sus huesos entre rejas: fue condenado a 18 años de cárcel por llevar a cabo una campaña incendiaria. Aborrecía la vivisección y, por ello, uno de sus objetivos fueron las empresas que usaban animales en sus test.
De la pira al hambre

"Era terrorismo urbano con una causa y objetivo particular. Has aterrorizado a la población. Pero acepto que no pretendías atentar contra la vida humana", dijo el tribunal que lo condenó en 1997. El siguió tensando la cuerda en prisión con sus (cuatro) huelgas de hambre.

La prensa de su país, sin embargo, no fue tan benévola cuando le falló el hígado y la guadaña se lo llevó por delante. Ha muerto un don nadie, vino a decir The Guardian, pero pasará a ser recordado como "el primer mártir verdadero del más exitoso grupo terrorista británico jamás conocido, el movimiento por los derechos de los animales".

Horne, hoy, es una fuente de inspiración para los animalistas. "Un individuo de grandes convicciones e ideas claras que no cruzó sus brazos ante las injusticias que veía sino que cargó en ellos cientos de animales liberados".

Igualdad Animal le ha recordado con el rescate abierto de cuatro corderos en una granja de Zamora —llevado a cabo recientemente y hecho publico este jueves— y ha aprovechado para volver a sacar a la luz con el vídeo que acompaña estas líneas su ritual de muerte.
Anuncios

No hay comentarios:

Publicar un comentario