HAZTE SOCIO

Si quieres hacerte socio , rellena el formulario de contacto, son cuatro euros al mes




9 jul. 2009

SUSPENDIDA LA CAZA EN CARBELLINO Y ROELOS




SAYAGO
Suspendida la caza en Carbellino y Roelos tras aparecer muerta de un tiro un águila perdicera
Los cazadores consideran la medida «un castigo» y recurrirán la resolución

Aguila perdiceracon un ave apresada entre las garras fotografiada en Zamora Foto «Guía de la Naturaleza Arribes del Duero»
J. A. GARCÍA CarbellinoMedio Ambiente ha suspendido el aprovechamiento cinegético de caza menor en parte de los acotados de Roelos y Carbellino tras aparecer muerta, por disparo, un águila perdicera. Medio Ambiente calificó lo sucedido «de extrema gravedad», y en consecuencia adoptó «medidas excepcionales para tratar de recuperar la estructura de la comunidad de vertebrados afectada». Sin embargo, la resolución ha causado «indignación» en los afectados que ni conocen el paraje, llamado de Pinilla de Picote, donde afirma la Junta que apareció el cadáver del ave, ni aceptan la autoría de tal muerte, de modo que recurrirán «donde y como sea».La pérdida del ejemplar fue advertida porque no se trataba de un ave ajena por completo al ser humano, sino que había sido capturada y equipada con un emisor con motivo de un Plan de seguimiento exhaustivo de la fauna, ligada a los cantiles del Parque Natural Arribes del Duero, en el que están implicados tanto España como Portugal.Los técnicos portugueses repararon en el citada águila y el 27 de noviembre de 2008, informaron al Servicio de Medio Ambiente de Zamora de la inactividad del sensor desde dos semanas antes. Además, precisaron el punto de esta quietud entre los límites de los términos municipales de Carbellino y Roelos. Ese mismo día los agentes medioambientales barrieron la zona y encontraron el cadáver del ave.Llevado al Centro de Recuperación de animales silvestres de Valladolid, y practicada la necropsia correspondiente, se confirmó lo peor, que había muerto por disparo, convirtiéndose así el hecho en un asunto mayor por la vulnerabilidad que atraviesa la población de esta especie.Medio Ambiente, además, recibió las alegaciones del presidente del coto de caza ZA-1091, de Carbellino, Ismael Simón Piorno; y del presidente del coto de caza ZA-10.660, de Roelos, José Antonio Moralejo Pascual.La Dirección General del Medio Natural, al analizar lo ocurrido, valoró que «la población castellano-leonesa de águila perdicera se ha reducido a menos de la mitad en las últimas décadas, siendo una de las especies con mayor riesgo de desaparición en la comunidad». En su resolución, precisa que «la población de águila perdicera ha sufrido un alarmante descenso al no llegar siquiera a las doce parejas cuando en los años 90 existían 49 parejas». Por lo que respecta a la provincia de Zamora, el declive ha ido en picado al pasar de nueve parejas en 1990 a tres en el año 2008. La resolución señala que «con este episodio de mortandad no natural» se ha visto afectada una especie catalogada como vulnerable en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, con un Plan de Conservación de Castilla y León. Apunta, asimismo, que «la zona es una importante área de alimentación para la especie y la muerte del águila perdicera ha afectado directamente a la población del territorio». La muerte no natural de tan preciada ave ha llevado a modificar el Plan Cinegético aprobado en los cotos mencionados, hasta el punto de suspender por dos años el aprovechamiento de la caza menor.Medio Natural subraya que las grandes aves tienen poca capacidad de recuperación tras una perturbación y, por ello, decide tomar medidas excepcionales para su recuperación, tras haber sufrido pérdidas demográficas. Con la suspensión del aprovechamiento cinegético la Junta busca favorecer «el incremento de las poblaciones de especies que son presas cinegéticas, por el hecho de no permitir su extracción con la caza deportiva». El objetivo es, según indica la resolución, «fomentar la productividad, el éxito reproductor y la supervivencia en las fases de dispersión» . Los dos años de suspensión serán o no prorrogados tras la oportuna evaluación de la evolución de la población.«Cómo es posible que la Junta pueda juzgar asi. Es un atropello contra los cotos pequeños. Nadie nos enseñó el águila y es un paraje que no existe ni nadie conoce. Se nos dijo que fue un martes y aquí nadie caza los martes. Que nos respete Medio Ambiente. No está pasando por encima. Somos gente normal, trabajadores honrados, deportistas, que pagamos las cuotas y llevamos los perros totalmente legales. Es un castigo, es inconcebible», expresó ayer Ismael Simón Piorno, presidente del coto de Carbellino. Además hizo hincapié «en las muchas hipótesis que puede haber, como el traslado del águila de un punto a otro y criticó que los cotos están esquilmados». El águila abatida anidaba en el área de Pinilla-Picote, en el Duero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario