HAZTE SOCIO

Si quieres hacerte socio , rellena el formulario de contacto, son cuatro euros al mes




24 jul. 2009

Y DE LAS DROGAS QUE?

O recomiendo leer este articulo editado en Opiniòn Y Toros por un "aficionado" en el espacio - Tribuna Abierta.
Las sospechas de que los toros salen drogados no son nuevas; los toros no se tienen, unos poderosos animales que nada mas salir a la plaza se caen, que no tienen fuerza para correr ¿ que podia hacerles caer si no alguna sustancia? ¿ Sabeis las cantidades que se pagan a los toreros de renombre es este pais? si empezamos por J T puedo deciros que por torear en Bilbao el de Galapagar pidio la cantidad de 3000.000 euros por asesinar dos toros - por cierto - le ofrecieron 270.000 y dijo NOOO y por lo que dicen en los foros taurinos, son siempre "toros sin fuerza" , sin casta;el Juli mas de lo mismo, miles de euros y no torea un toro entero desde que es famoso; asi con todos los que tienen ya hecho un nombre , quizas los toros mas enteros los toreen los que empiezan, los que aun no los conoce nadie y se quieren abrir camino en esta odiosa y cruel "profesión" por llamarla de alguna manera. A continuación os copio el articulo de opinión

Y DE LAS DROGAS QUÉ?
Por Jorge ; - Aficionado de España [ 24/07/2009 ]


Hacían el otro día un comentario en un artículo sobre el afeitado de que eso era algo ya trasnochado e insinuaba que ahora son las drogas lo que está de actualidad, al menos en cuanto a sospecha. No le falta razón a ese aficionado. Así no piensa solo él.

Lo cierto es que cada día los toros aparecen con menos fuerzas, con menor resistencia a la que uno imagina en un toro. Da grima ver como este imponente animal se derrumba y no aguanta la lidia. Le echan la culpa a los kilos pero eso no es verdad, los mejores toros de San isidro tenían un gran peso, superior a los 600 kg. No es que me pronuncie a favor de los kilos, sino que constato una realidad.

Porqué se cae y no aguanta ese animal? Aparece en las plazas, si cabe, con la apariencia del animal más flojo de la tierra, a ese punto hemos llegado. Esa es la pregunta que hoy nos hacemos los aficionados. Lejos del asunto del afeitado, que existe más que nunca, está la rara coincidencia de ver como una tarde sí y otra también, los toros no aguantan mas que una varita y claudican con más frecuencia de la que uno puede imaginar en este animal.

Responsables siempre habrán de buscarse en quienes se beneficien de esa situación y quienes mas se benefician son los toreros y, en consecuencia, sus administraciones. Los toros no deben esforzarse mas que mínimamente para sostener al inválido o pasar de muleta a ese cansino animal; lejos todo, muy lejos, de las embestidas encastadas y vibrantes que uno imagina que tienen que suceder para que la lidia tenga algún sentido y mérito.

Si los toros tienen ese comportamiento uno piensa en algún tipo de sustancia que le quite al toro acometividad y viveza, dejándole como un adormilado al que le faltan ganas de ser pujante y agresivo. Un lexatín a tiempo suele hacer en el humano de relajante y como consecuencia de ello una semiparalización de la actividad. Lo recetan los médicos para buscar calma y tranquilidad en los pacientes que lo precisan, pero se advierte de efectos que nos impedirán conducir por ejemplo.

Pero si se lo diéramos a una persona con la malsana intención de impedir que desarrolle su mayor capacidad en una carrera o en cualquier actividad, estaríamos logrando que su rendimiento fuera menor. Esta afirmación nadie la puede cuestionar.

De verdad podemos estar seguros que eso no sucede con los toros a lidiar?. Viendo a los toros deambular y comportarse en las plazas a uno le surgen esas dudas, razonables en todo caso. Además eso es más fácil de administrar que el tema de los pitones y seguramente aporta mayor seguridad. Unos polvitos en el agua y a otra cosa. Más comodidad para los toreros y menor riesgo, aunque siempre lo pueda haber, como ha pasado siempre con el afeitado.

Yo estoy con quien piensa que estamos en una nueva era para conseguir comodidad y evitar riesgos con facilidad. Ya se ha hablado del caso, en un Madrid, de que un ganadero no se separe de sus toros en los corrales, incluso limpie los bebederos de los toros y les administre personalmente el agua para beber. Si lo han hecho será por que sospechen algo.

A mi es la impresión que me dan ciertos toros y en ciertas corridas y cada día más. Amigo lector, podrá o no estar de acuerdo en esta apreciación personal, pero es seguro que sus comentarios serán interesantes para saber dónde estamos y que sensaciones tenemos los aficionados

No hay comentarios:

Publicar un comentario