HAZTE SOCIO

Si quieres hacerte socio , rellena el formulario de contacto, son cuatro euros al mes




27 mar. 2009

La denuncia de una niña permite a Seprona desmantelar un criadero clandestino de perros


EFE
Actualizado 27-03-2009 18:01 CET

Lorca.- La denuncia de una niña ha permitido a los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil desmantelar en Lorca (Murcia) un criadero clandestino de perros yorkshire terrier, raza enana que en el mercado puede alcanzar un precio de mil euros cada animal.

(EFE)

La denuncia de una niña ha permitido a los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil desmantelar en Lorca (Murcia) un criadero clandestino de perros yorkshire terrier, raza enana que en el mercado puede alcanzar un precio de mil euros cada animal.

Fuentes de la Guardia Civil informaron hoy de que en la denominada operación "York" se localizó el criadero en una nave agrícola hecha de chapa con 27 jaulas metálicas, en las que se encontraron 49 canes de raza, de los cuales únicamente uno era macho y estaba supuestamente destinado a cubrir a las hembras adultas.

Según la documentación encontrada en el lugar, para ello, el propietario hacía un seguimiento de los celos y fechas de apareamiento de los animales y una vez nacidos vendía los cachorros en el mercado negro a un precio inferior al del mercado legal.

En el momento de la inspección del SEPRONA sólo dos de los ejemplares eran cachorros y el criadero carecía de todas las autorizaciones preceptivas para su funcionamiento, así como de libro de registro de movimientos y de servicio veterinario, tal y como dispone la legislación en la materia.

Los perros carecían, en su mayor parte, de cartillas sanitarias, sistema de identificación individual y documentación acreditativa de las vacunaciones obligatorias.

Aunque los perros disponían de alimento y agua suficiente, el deficiente estado de las instalaciones, que no se habían limpiado en varios meses, y el hecho de que los animales presentaran el pelo muy largo, hizo pensar a los investigadores que el criadero no estaba lo suficientemente atendido.

La operación, realizada en colaboración con personal del Servicio de Sanidad Animal de la consejería de Agricultura y Ganadería de la Región, se inició cuando la niña contactó con el Seprona para informar de que había descubierto una nave agrícola en la que había un gran número de perros cautivos y en malas condiciones.

Los perros de esta cotizada raza enana pueden alcanzar un valor de mil euros en el mercado, tienen dos temporadas de celo al año, pariendo, después de dos meses de embarazo, entre tres y cuatro cachorros en cada parto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario