HAZTE SOCIO

Si quieres hacerte socio , rellena el formulario de contacto, son cuatro euros al mes




13 abr. 2009

Varios expertos atribuyen la extinción del burro a la industrialización del campo




EFE


Córdoba.- Expertos criadores y veterinarios que han participado en las "I Jornadas culturales sobre el asno andaluz", que se desarrollan en el Jardín Botánico de Córdoba desde hoy hasta el sábado, han considerado que la extinción del burro se debe a la industrialización del campo.
ampliar foto
(EFE)

Expertos criadores y veterinarios que han participado en las "I Jornadas culturales sobre el asno andaluz", que se desarrollan en el Jardín Botánico de Córdoba desde hoy hasta el sábado, han considerado que la extinción del burro se debe a la industrialización del campo.

El presidente del Aula del Asno, Carlos Antonio González, ha informado a Efe de que estas jornadas contarán con la presencia de reputados expertos en la defensa del asno, el "único animal doméstico que está en peligro de extinción".

Durante la celebración de este seminario, que se ha iniciado hoy con la inauguración en el Zoológico de Córdoba de una exposición de arreos, guarnicionería y fotografías antiguas, se llevarán a cabo conferencias y mesas redondas sobre temas como el papel del asno en el desarrollo del país y la influencia de las razas asnales españolas en Iberoamérica, entre otras.

González ha indicado que el título de las jornadas, "Tradición cultural y nuevo futuro", pretende hacer ver a la sociedad "la importancia histórica" del asno y los motivos por los que su papel ha ido decreciendo paulatinamente hasta la actualidad, en la que está prácticamente extinto.

En ese sentido, ha subrayado que el asno ha perdido su función práctica y hoy en día no se necesitan mulos para realizar tareas agrícolas debido a la implantación de la maquinaria, por lo que la cría ha disminuido considerablemente.

De hecho, según este experto, en la actualidad, quedan menos de 10.000 asnos por cada una de las seis razas de burros que hay en España, que son el burro andaluz, la leonesa zamorana, la canaria, la mallorquina, el asno de las encartaciones y el asno catalán.

Por su parte, La provincia de Córdoba cuenta con unos 50 ejemplares de asno andaluz, lo que supone un 11,9 por ciento de los 418 registrados en toda Europa.

Según González, para conseguir preservar las distintas razas de asno, lo principal es "concienciar a la sociedad de que el burro no sólo sirve para el trabajo y de que puede tener otros usos".

Usos como la utilización de leche de burra para desarrollar cosméticos o la asinoterapia, porque el asno "posee una capacidad terapéutica que se puede utilizar sobre enfermos de alzheimer, down" o discapacitados mentales, añade.

De hecho, la UCO está en contacto con asociaciones de enfermos con el objetivo de establecer convenios con los que desarrollar estudios de asinoterapia.

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario